close
HomeBlogsViagourmet's blogQué comer para evitar los golpes de calor

Qué comer para evitar los golpes de calor

Views

El verano llegó, y con él, las altas temperaturas. El cuerpo pide agua fresca, sombra y comida liviana para evitar los golpes de calor. Para eso, es bueno tener en cuenta variedades, combinaciones y sugerencias para no caer en las ensaladas de siempre. Los platos tales como ravioles con tuco, lomo al roquefort o pollo a la mostaza quedarán reservados para alguna noche fresquita y serán reemplazados ahora por frutas, carnes blancas y vegetales. Repasemos qué ideas pueden funcionar para estos días.

1- Para el desayuno, se sugiere suspender el consumo de café con leche, té o mate cocido y reemplazar por jugos naturales, licuados con leche descremada o agua, o bien, frutas de estación cortadas en trozos. Otra variedad es consumir una taza de yogurth descremado con cereales, para garantizar un desayuno energético.

2- Los platos contundentes tales como guisos, pastas o carnes rojas elevan la temperatura corporal, por este motivo, se sugiere evitarlos y reemplazarlos por: vegetales que aportan vitaminas, minerales, antioxidantes junto a una porción de pollo. Se recomiendan hortalizas tales como brócoli, cebolla, espinaca, calabaza, zanahoria, remolacha y albahaca.

3- Comer un sándwich fresco y liviano también es una buena idea. Lo mejor es evitar el pan francés o pebete y reemplazarlo por pan árabe o integral. Y lo mismo con el fiambre, en vez de salame o mortadela, se podrá poner pechuga de pollo fresca, con tomate y rúcula. Y en vez de mayonesa, optar por el queso untable. De esta forma, se come sano y liviano.

4- Las ensaladas de pastas también son una alternativa viable y que genera saciedad. También es un plato digno para las reuniones con familias y amigos. Se pueden hervir fideos tipo tirabuzón o moñito, dejar enfriar, y sumar albahaca con tomates cherry. Un poco de aceite de oliva y parmesano el darán el touch especial para que sea delicioso.

5- Como colación, elegir frutas en vez de galletitas. El verano nos acerca la más variada gama de opciones para elegir: duraznos, damascos, ananá, cerezas, ciruelas, entre otras, pueden funcionar para comer algo entre las comidas y no llegar con tanta hambre al almuerzo o la cena.

6- Por último, el pescado es ideal para las épocas de altas temperaturas porque es carne fácil de digerir: el atún, el salmón, el abadejo, la merluza y el lenguado. Si queremos evitar prender el horno, lo podemos preparar a la plancha o a la parrilla junto con vegetales tales como morrón, cebolla, zanahoria, etc.