close
HomeBlogsViagourmet's blog¿Por qué es mejor no pelar las frutas y verduras?

¿Por qué es mejor no pelar las frutas y verduras?

Views

El miedo a los fungicidas y las sustancias tóxicas que puede haber en las frutas y las verduras hacen que tengamos miedo o aprehensión de comerlas con cáscara. Sin embargo, algunos expertos explican que es mucho mejor comerlas con ellas, porque al pelarlas perdemos nutrientes, fibra y vitaminas propias de las cáscaras de las frutas.

Debatiendo sobre este tema, el nutricionista Alejandro Cánovas explicó a la revista Elle que "muchas personas se plantean si es seguro comer la cáscara de alimentos que han estado expuestos directamente a químicos y a pesticidas. Sin embargo este miedo es infundado, ya que la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) señala que ingerir frutas peladas o con piel no es una cuestión relativa a la seguridad alimentaria, pues si se realiza una correcta manipulación del producto, tanto las ceras como los fungicidas son seguros y aptos para el consumidor".

Pero tampoco es cuestión de ser descuidado. Si vamos a consumir las frutas y verduras con cáscara es esencial hacer una buena limpieza con agua, un cepillo y un desinfectante de alimentos. 

¿Cuáles frutas y verduras son buenas para consumir con cáscara? 

Manzana: la cáscara de la manzana es nutritiva ya que contiene ácido ursólico, una sustancia que consigue un correcto crecimiento de los músculos y evita su desgaste. También contiene es la pectina, un hidrato de carbono complejo que da sensación de saciedad y ralentiza la absorción de grasas y azúcares. 

Mandarina: aunque es muy dura y áspera, un estudio de la Escuela de Farmacia de Leicester concluyó que la cáscara de esta fruta contiene Salvestrol Q40, un compuesto capaz de combatir el cáncer. Para ingerir esta cáscara lo mejor es triturarla con un poco del jugo de la mandarina. 

Pera: también es rica en pectina, como la piel de la manzana. A su vez contiene magnesio y es una cáscara muy suave, ideal para comer pues casi no se siente.

Naranja: lo mejor es triturarla con su jugo, al igual que con la mandarina. Tiene fitonutrientes y flavonoides que ayudan a la digestión por sus propiedades antiinflamatorias. Es rica en vitamina C, un antioxidante natural.

Berenjena: su piel contiene un fitonutriente llamado Nasunina, un antioxidante que ayuda reparar el daño celular. Además, ayuda a disminuir los niveles de colesterol en sangre.  

Papa: la cáscara de esta verdura tiene vitaminas B y C, minerales como magnesio, potasio, fósforo, zinc y hierro y mucha fibra.