close
HomeBlogsLucila Román's blogFrutas exóticas: la chirimoya

Frutas exóticas: la chirimoya

¡Sabrosa, dulce y con mucho jugo! Así de rica es la chirimoya. Tiene una pulpa similar al ananá y un particular parecido al coco y a las frutillas. Sus muchísimas propiedades hacen que esta fruta sea incluida en dietas que ayudan a combatir enfermedades.

La chirimoya tiene el tamaño de una manzana grande y forma de corazón.  Por su color verde y por sus protuberancias, el aspecto no es muy prometedor, ¡pero hay que animarse a probar nuevos sabores!

Se cultiva en altura y es conocida desde la época de los incas. De hecho, su nombre deriva de un vocablo quechua. En varios países de América Central integra la lista de las frutas más comunes, como para nosotros serían las bananas y manzanas. En Chile, de donde se importa mayoritariamente esta fruta tropical, es muy popular el helado cuyo nombre es “chirimoya alegre”, ¡riquísimo!

¿Qué más? Contiene poderosos principios activos anticancerígenos y antiparasitarios. Por su alto contenido de fibra funciona como un  efectivo laxante natural, ayuda a reducir el colesterol y la glucemia en sangre. Es muy rica en potasio, en vitaminas B1, B2 y vitamina C.

Podés encontrarla en cualquier verdulería gourmet, y también suelen ofrecerla en algunas sucursales de los grandes supermercados ¿Cómo darte cuenta si está lista o si aún le falta madurar? Al igua que con la palta, se aprieta suavemente con los dedos y si se hunde un poco, ya se puede comer.

Tarta de chirimoya y manzana

Ingredientes:

  • 2 pulpas de chirimoya
  • 3 manzanas
  • 150 ml de harina
  • 1 huevo
  • ¼ vaso de leche.
  • 125 grs de azúcar
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1 cucharadita de levadura
  • ½ cucharadita de canela molida

Preparación:

Batir las chirimoyas con el huevo, el azúcar, el aceite, la vainilla y la canela. Cuando la textura esté cremosa, agregar a la mezcla la leche y la harina (previamente mezclada y tamizada con la levadura). Revolver hasta obtener una masa homogénea.

Volcar en un molde redondo enharinado y adornarlo con las manzanas peladas y cortadas tipo gajos. Espolvorear con azúcar y canela molida.

Hornear hasta que esté dorada en horno a 180°.