close
HomeBlogsViagourmet's blogCómo hacer el arroz de sushi en casa

Cómo hacer el arroz de sushi en casa

Views

El arroz japonés contiene mucho almidón. Una vez comprado, deberemos lavarlo para eliminar gran parte de éste. El mejor método es poner 1/2 kilo de arroz en un bol grande, lo llenamos de agua fría hasta que cubra el arroz unos 2 cm y empezamos a lavarlo con las manos. Pasado un minuto,  quitamos el agua y volvemos a rellenarlo.

El método lo repetiremos las veces necesarias hasta eliminar el almidón sobrante, sin lavarlo demasiado. Sabremos que estamos en ese punto cuando, al introducir un dedo en el bol, podamos distinguir que es un dedo entero. En la primera lavada no veremos dedo, en la segunda algo de color carne bajo el agua, etc….

Cocinar

Introducimos el arroz, ya lavado, en la olla. Tapamos la olla con su tapa y ponemos el fuego al máximo, cuando empiece a hervir lo bajamos a fuego lento y cocinamos durante 12 minutos exactos.

Preparar

Agotado este tiempo, lo sacamos del fuego y lo dejamos reposar 10 minutos más. Es imprescindible durante este tiempo no levantar la tapa en ningún momento. Paciencia y confianza.

El condimento

Es el momento de poner el arroz en una bandeja amplia (entendemos por amplia un rectángulo, ya que no queremos que sea demasiado profunda pero sí alargada) y aderezarlo con el vinagre de sushi (2 cucharadas de vinagre de arroz, 1/4 de cucharadita de sal,1 cucharadita de azúcar).

Atemperar

Esta técnica consiste en remover el arroz de la siguiente forma: con la cuchara amontonamos el arroz en un lado de la bandeja, hacemos en la montaña varios cortes con la cuchara (cómo si fuese un cuchillo) y llevamos el arroz hacía el lado contrario, repitiendo la operación tres veces por lado.

El punto final

Ya tenemos el arroz preparado y únicamente debemos atemperarlo. Mojaremos un trapo con agua fría, escurrimos bien para que no gotee y cubrimos con él la bandeja. Dejamos enfriar 30 minutos. Este paso también tiene truco: es importante que la base de la bandeja no esté en contacto en su totalidad con el suelo o una superficie lisa, ya que el aire debe circular por debajo de ella, por lo tanto, debemos dejar la bandeja inclinada usando algún elemento para elevarla en uno de sus extremos.