close
HomeBlogsViagourmet's blog¿Qué es el nopal? Ese cactus que aman comer los mexicanos

¿Qué es el nopal? Ese cactus que aman comer los mexicanos

Views

El nopal es un género de plantas de la familia de las cactáceas que consta de más de 300 especies, todas nativas del continente americano, que habitan desde el norte de Estados Unidos hasta la Patagonia, donde crecen de forma silvestre. En México se les dicen "nopalitos" y son un ingrediente muy importante en la cocina.

Según el estudio Ecología, cultivo y usos del nopal elaborado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Centro Internacional de Investigación Agrícola en las Zonas Secas (ICARDA), los nopalitos son considerados fundamentales para el futuro de la alimentación a nivel mundial.

La capacidad del nopal para sobrevivir en climas áridos y secos lo convierte en un elemento clave en la seguridad alimentaria, explica la FAO. Además de ser ricos, los cactus incrementan la productividad de los pastizales. En tiempos de sequía, la tasa de supervivencia del ganado es mucho más alta en granjas con plantaciones de cactus.

Además, hay otras investigaciones que sugieren que incluir el nopal en la dieta del ganado reduce “la metanogénesis de los rumiantes” –es decir, sus gases llenos de metano-, lo que contribuye a disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero. Entonces, ¿por qué no se consume en el resto del mundo?

El estudio de la FAO y el ICARDA revelan que la presencia de las espinas, la abundancia de mucílago (una especie de “baba” que generan) y la falta de atractivo visual de los nopalitos ya cocinados han limitado su adopción en otros lugares del mundo. El nopal ya se cultiva en países como Brasil, India o en regiones de África del Norte, pero nadie lo ingiere como en México, donde el consumo per cápita anual de nopalitos es de 6.4 kilogramos.

Para reducir esta "baba" poco agradable, la FAO recomienda lo siguiente:

-Agregar hojas de orégano, de laurel, tallos de cebolla, cáscaras de tomillo, granos de sal, bicarbonato de sodio, jugo de limón, hojas de maíz o dientes de ajo a la hora de hervirlos.
-Interrumpir la ebullición para sumergir los nopales en agua helada.
-Escaldar con sal y orégano durante siete minutos. Este método, dice la FAO, reduce la presencia de la baba sin afectar el color clásico muy verde de los nopalitos.

¿Lo probarías?