close
HomeBlogsViagourmet's blog¿La forma de comer revela la personalidad?

¿La forma de comer revela la personalidad?

Las personas que comen lento, suelen encarar los obstáculos de su vida con paciencia. Quienes devoran la comida, suelen tener trastornos de ansiedad. Pero hay más formas de comer que pueden decir mucho acerca de nuestra forma de ser y de vivir. Veamos cuáles son.

1- Personas que comen lento. Se caracterizan por disfrutar la comida y no tener apuro alguno por terminarla. Así en el almuerzo o la cena como en la vida, las personas que comen lento disfrutan cada momento del presente.

2- Personas que comen rápido. Devoran, quieren terminar cuanto antes y casi no mastican la comida. Se trata de personas que realizan muchas actividades y son muy eficientes en el trabajo. En una relación, anteponen las necesidades de los demás a las suyas.

3- Quisquillosos a la hora de comer. Son aquellos que hacen mil preguntas al mozo, que dan vueltas antes de sentarse a comer. Por lo general son muy inquisitivos en la vida y buscan adquirir nuevo conocimiento permanentemente.

4- Aventureros. Les encanta salir a comer, probar platos y combinaciones diferentes cada vez. En la vida, asumen riesgos y proponen ideas importantes sin temor.

5- Separadores de alimentos. Comen primero la milanesa, y después las papas. Esto da cuenta de una personalidad detallista y cuidadosa con sus relaciones personales y profesionales.

6- Mezclar la comida en un bocado. Pinchan en el tenedor un poco de cada cosa al momento de comer. Aseguran que es típico de las personalidades fuertes y capaces de soportar mucho.

7- Los ruidosos. Toman sopa y hacen ruido, comen con la boca abierta. Se trata de personas sin prejuicios, directas y abiertas.

8- Los organizados. Son aquellos que les gusta cortar y preparar toda la comida antes de comenzar a comerla. Son las personas excesivamente preparadas que no disfrutan las sorpresas.

9- Los temerosos. Desconfían de las condiciones de higiene del lugar, creen que la comida no va a estar buena. Son aquellas personalidades que no se entregan al disfrute.