close
HomeBlogsViagourmet's blogUn nuevo estudio asegura que tomar alcohol reduce los años de vida

Un nuevo estudio asegura que tomar alcohol reduce los años de vida

Views

Luego de un exhaustivo estudio, científicos de la Universidad de Cambridge llegaron a la conclusión de que las personas que toman alcohol podrían experimentar un descenso en la esperanza de vida incluso aunque sigan los estándares oficiales de “consumo seguro”,

Para realizar esta investigación, 120 coautores compilaron hasta 83 estudios para el análisis de los datos de 599.912 bebedores de 19 países de altos ingresos. Una de sus conclusiones fue que tomar más de seis vasos de vino o seis latas de cerveza por semana puede reducir años de vida.

Hoy en día, países como Estados Unidos recomiendan a su población tomar dos bebidas diarias para los hombres y una para las mujeres. Una bebida se define como 12 onzas (350 ml) de cerveza, cuatro onzas (120 ml) de vino o 1,5 onzas (7 ml) de licor. En ese caso, Estados Unidos estaría doblando el consumo recomendado.

Según la investigación, el Reino Unido cumple adecuadamente los límites, donde recientemente se redujeron las pautas. Sin embargo, en países como Italia, Portugal y España, las pautas son 50 por ciento superiores a los límites sugeridos. 

Para un consumidor de 40 años, el estudio sugirió que beber de 100 a 200 gramos por semana reduce la expectativa de vida en seis meses. Beber hasta 350 gramos por semana, podría acortar la vida en 1 a 2 años, mientras que beber más de 350 gramos por semana podría acortarla hasta en 5 años. El informe también indicó que tomar 7 a 14 latas de cerveza por semana aumenta un 5% el riesgo de muerte en comparación con gente que bebió menos. Beber más de 21 y 35 latas de cerveza por semana, aumenta el riesgo de muerte en un 20 por ciento y 50 por ciento respectivamente.

¿Qué daños produce el alcohol? Tiene un impacto directo sobre órganos como hígado, corazón, cerebro e intestinos. Además, aumenta el riesgo de padecer cáncer, sin olvidar que existe una relación entre el consumo excesivo de alcohol y la tasa de muertes accidentales.