close
HomeBlogsViagourmet's blogTres mitos o errores para bajar de peso

Tres mitos o errores para bajar de peso

Views

El Dr. Cormillot, especialista en planes alimenticios para la pérdida de peso, explica estos 3 errores muy comunes que es mejor evitar.

1. Ayunar o comer menos de lo que indica su plan de alimentación

Es corriente la idea de que cuanto menos se come, más efectiva es la dieta. Esto no sólo puede hacer fracasar la pérdida de peso sino también afectar la salud. ¿Por qué? 

Para sobrevivir el organismo necesita de la energía que obtiene de los alimentos. Cuando el ayuno es prolongado, el cuerpo intenta conseguir esta energía de otra fuente, y lo logra transformando las proteínas de los músculos en glucosa. De esta manera, se produce una pérdida de peso que no es resultado de la reducción de la grasa corporal sino de una pérdida de masa muscular y de líquidos. 

Además, para adaptarse a la nueva situación y conservar el máximo de energía posible, el organismo reduce el ritmo del metabolismo para gastar menos calorías con el movimiento. Cuando se corta el ayuno, este mecanismo de defensa continúa funcionando, de modo que a la persona le costará más quemar las calorías y continuará almacenando energía en forma de grasa. Así, aun cuando coma la misma cantidad y tipo de alimentos que antes, comenzará a engordar. 

El ayuno repetido pone en riesgo la salud porque produce deshidratación, descenso brusco de la presión arterial y pérdida de masa muscular, entre otros problemas. Para que la dieta tenga éxito debe haber armonía en la calidad y cantidad de la alimentación. Si no logra bajar lo que esperaba en el tiempo establecido, consulte con su nutricionista para que haga los ajustes necesarios. 

2. Consumir productos “light” en cantidades abundantes

Los alimentos “light” son importantes para la dieta siempre y cuando se consuman moderadamente. La denominación “light” (del inglés, liviano, ligero) no significa sin calorías, o “de pocas calorías”, sino que tiene menos que la versión “normal” del mismo producto. De esta manera, si los consume sin restricción con la esperanza de no engordar puede llevarse una sorpresa. Consuma los productos light moderadamente y aprenda a controlar la ingesta de alimentos comunes. 

3. Prohibirse los “gustos”

No pretenda erradicar para siempre la pizza, la cerveza, el helado, el chocolate. Además de ser una necesidad biológica, comer es un verdadero placer y no tiene sentido ni es realista que se prive de él. Es cierto que ninguna dieta servirá si come todos los días alimentos con muchas calorías. Pero no hay razón para no darse un gusto de vez en cuando, y cualquier plan de alimentación serio los incluye en forma moderada. Ningún alimento engorda por sí mismo. La cuestión es la frecuencia con que come y el tamaño de las porciones.