close
HomeBlogsViagourmet's blogConsejos para empezar la dieta y no interrumpirla

Consejos para empezar la dieta y no interrumpirla

Views

Empezar la dieta o a comer de manera más ordenada para bajar de peso, cuesta. Pero más aún, sostenerlo en el correr de los días. Hay una serie de tips, muy simples y casi imperceptibles, para tener en cuenta y que nos ayudarán a no fracasar en otro de los tantísimos intentos. Veamos cuáles son.

1- Garantizar un ambiente seguro. En casa debe haber solamente comida saludable, debemos ocuparnos de evitar que haya gaseosas, chocolates o todo tipo de comida que nos empuje al picoteo.

2- Tener un buen desayuno. Después de tantas horas en ayuno es importante darle energía al cuerpo y no beber simplemente un café pensando que así perderemos peso. Por el contrario, solo generará un efecto rebote y que lleguemos al mediodía con mucha hambre.

3- No pasar hambre. Tener hambre es mal síntoma, la dieta tiene que estar totalmente planificada para que no queramos comernos todo. Por eso, son indispensable los snacks como barras y cereal y frutas para ingerir entre las cuatro comidas.

4- No comer delante de la pantalla. De esta manera, no somos conscientes de las cantidades que ingerimos y, por ende, podemos ingerir más. Ver la televisión inhibe la sensación de saciedad, ya que el cerebro está enfocado en otras cosas, es decir, en lo que está mirando. Es recomendable sentarse y disfrutar el sabor de la comida.

5- Una dieta a medida. Al momento de planificar la dieta es imprescindible reparar en qué estilo de vida llevamos, cómo vivimos y cómo es nuestra rutina. De esta manera, se elegirán determinados alimentos y se cocinará en los momentos disponibles para luego guardar en tuppers. Así se evitará la sensación de frustración al darnos cuenta de que no hay tiempo para comer sano.

6- Utilizar vajilla moderada. Es importante evitar los platos de grandes dimensiones, ya que se servirá en el más comida. Por eso, deben ser de tamaño medio.

7- Beber agua. Beber abundante agua entre las comidas provoca saciedad, hidrata y ayuda a eliminar toxinas. Además, quita la ansiedad de tener que buscar comida.