close
HomeBlogsViagourmet's blogComida “real”: claves para dejar de consumir alimentos procesados

Comida “real”: claves para dejar de consumir alimentos procesados

Views

Los alimentos procesados, como galletitas, alfajores, congelados y otros, suelen ser tan deliciosos como pobres en valor nutricional: es que son químicamente alterados para aumentar el atractivo del paladar pero pueden generar enfermedades mediante el consumo prolongado en tiempo. Suelen, también, facilitarnos la rutina al “comprar algo hecho” y no tener que ponernos a cocinar, porque no solo se tratará de consumir el tiempo en la cocina, sino también de garantizar un rico sabor. Muchas veces ni siquiera compramos espinaca o brócoli en la verdulería de la esquina y todo lo que hacemos es sacar las verduras del congelador, o las cajas de comida preparada, y meterlas al microondas.

En los últimos años se ha notado la tendencia de la vuelta a lo casero, la vuelta a nuestros productos, a los no procesados, la vuelta a saborear el verdadero gusto que tiene la comida, sin latas ni conservantes. Y ya es hora de intentar cambiar los hábitos que nos harán sentir más saludables. Lavar y cortar verdura no alterarán los tiempos de nuestra rutina y tampoco lo hará reemplazar la sal y el azúcar. Pero veamos cómo podemos hacer.

1- Buscar el sabor verdadero. Disfrutar de sabores únicos, tener en cuenta que la grasa, el azúcar y sal agregada enmascaran el sabor de aditivos químicos.

2- Cocinar en casa. Lejos de las latas y envasados, si cocinamos en casa sabremos exactamente lo que hay en la comida, siempre usando ingredientes de buena calidad.

3- Leer las etiquetas. Hay comida y productos con ingredientes "reales" en el supermercado. Hay que detenerse a leer.

4- Incorporar frutas y verduras. A modo de desayuno, merienda o snack. Generan saciedad y son totalmente naturales.

5- Dedicar tiempo exclusivamente para comer. Disfrutar de los placeres del consumo. Si comemos mientras miramos el celular o la computadora, es posible que no registremos el sabor.

6- Evitar el exceso de sal, grasa y azúcar. Al momento de cocinar. Se pueden sustituir con productos naturales como las especias fuertes.

7- Tener paciencia hasta que el paladar cambie. Es posible que al comienzo sea difícil y todo sepa desabrido, pero con el tiempo se perderá gradualmente el gusto por los alimentos excesivamente dulces y salados.

8- Consumir productos de calidad. Hay que elegir los productos que contengan la menor cantidad de ingredientes procesados. Los productos de calidad hacen bien a la salud.

9- Preparar nuestra propia “comida chatarra”. Siempre apetece comer pizza o hamburguesas y una buena opción es prepararlas en casa en vez de ir a las casas de comidas rápidas o pedir al delivery. Será más sano y más barato.

10- Evitar las gaseosas y productos light. Dado que buscan que sean productos reducidos en grasas, son los más intervenidos y manipulados.